Cómo combatir la contaminación atmmosférica

Cómo combatir la contaminación atmosférica

Comparte el artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Respirar aire limpio y sano

¿Puede afectar los niveles de contaminación  atmosférica de una ciudad a la salud de sus habitantes? La respuesta: sí.

Los altos grados de contaminación del aire de las grandes ciudades como París, Londres, Roma,Madrid… pueden ocasionar efectos negativos para la salud de las personas donde el  acto de respirar se convierte en un gran peligro para la salud. Hoy en día, la puesta en marcha de medidas para reducir estos niveles elevados de contaminación atmosférica se hace más que necesaria. En ciudades como Madrid por ejemplo, debido al alto índice de concentración de dióxido de nitrógeno, se ha empezado a restringir la circulación de determinados vehículos por número de matrícula.

Estas son solo algunas de las medidas aprobadas para reducir los niveles de contaminación y la emisión de gases perjudiciales para el planeta y los seres vivos.

Efectos de la contaminación en la salud

Aunque existen varios tipos de contaminación, la atmosférica es quizá la más destacada ya que su origen se produce por varias causas: actividades industriales, el uso del transporte, de la electricidad, gestión de los desechos

Según la OMS, nueve de cada diez personas respira un aire insalubre, la contaminación atmosférica aunque es invisible puede resultar un peligro muy grave para todos. La contaminación atmosférica aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades respiratorias graves como neumonías, cáncer de pulmón o incluso enfermedades cardiovasculares. Principalmente son las personas que ya están enfermas, los niños y los colectivos con menos recursos quienes están expuestos en mayor medida a los peligros de una elevada contaminación.

También te puede interesar:  Cómo reducir el consumo de azúcar

5 sencillos gestos para reducir los niveles de contaminación

Cada persona puede hacer mucho para mejorar la calidad del aire. Así lo demuestran estos sencillos hábitos que todos podemos poner en práctica.

  1. Usa el transporte público o vehículos no contaminantes como la bicicleta y evita los desplazamientos innecesarios en vehículos propios
  2. Asegura el buen estado de los neumáticos de tu vehículo. Una baja presión de las ruedas puede contribuir a aumentar los niveles de contaminación.
  3. Reduce el gasto energético en el hogar y en el trabajo.
  4. Evita el gasto de energía que se produce cuando los aparatos electrónicos se mantienen en stand by.
  5. Apuesta por el reciclaje de residuos y utiliza envases reutilizables.

Como no podía ser de otra manera, internet también nos ofrece aplicaciones para conocer los  niveles de contaminación de nuestra ciudad y tomar las precauciones necesarias.

Categoría
Fecha
Título
Cómo combatir la contaminación atmosférica
Valoración
5
Comparte el artículoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *