Sérums con Vitamina C: útiles en las rutinas de belleza

Si no has incluido los sérums con Vitamina C en tu rutina de belleza, es hora de que lo hagas. Para obtener un tono de piel uniforme, verte más joven o aumentar la firmeza del rostro, no deben faltar estos productos en tu día a día. Aquí veremos varias razones para hacerlo y los beneficios que podrás conseguir.

¿Para qué sirven los sérums con Vitamina C?

Los sérums con Vitamina C cumplen con la función de proteger tu piel de algunos agentes oxidantes. Las utilidades más sobresalientes de estos productos son las siguientes:

Gran poder antioxidante

En primer lugar, la función más destacada es que los sérums contienen L-ácido ascórbico, el cual tiene un gran poder antioxidante para regenerar tus células y hacer que tu piel luzca más joven. Recuerda que el proceso de oxidación deteriora el rostro, pero estos productos ayudan a recuperar la salud.

Contribuyen a la producción de colágeno

Una vez que cumples los 40 años de edad, el colágeno va disminuyendo hasta casi la mitad de la cantidad total con la que naces. Esto es algo evidente al manifestarse con flacidez y arrugas notorias. Por el contrario, la vitamina C es ideal para estimular la producción de este recurso y hacer que la piel quede firme y tensa.

Así que si ya quieres empezar a tratar estos primeros síntomas que comienzan a salir o ya aparecieron, no hay nada mejor que optar por los sérums con Vitamina C.

También te puede interesar:  4 aspectos de los masajes que debes conocer

Regenera y restaura la piel maltratada

Un beneficio principal de los sérums con Vitamina C es atacar a los radicales libres para solucionar los daños de tu piel. Por ejemplo, si los granitos y el acné te han dejado manchas, estos productos las desvanecen poco a poco.

¿En qué temporada usar los sérums con Vitamina C?

Aunque se recomienda para todas las épocas, el verano es la más apropiada. ¿Por qué? Aquí están las razones:

  • Protege tu piel del calor: las temperaturas elevadas en la ciudad, la playa, estar frente a una computadora, un comal y otros entornos también envejecen y queman tu miel, mientras que los sérums con Vitamina C la protegen.
  • Protección contra el sol: el suero de vitamina C contrarresta los efectos perjudiciales del sol y previene el cáncer de piel, ya que contribuye a aumentar su grosor.

¿Para qué tipos de pieles se recomiendan los sérums con Vitamina C?

Sus formulaciones oil free son ideales para balancear las pieles grasas, pues sirven para exfoliar de forma natural y eliminan todas las células muertas. Por lo tanto, te recomendamos que los complementes con cremas humectantes si tu piel es sensible.

La forma correcta de usarlo es aplicándolo en el pecho y el cuello después de limpiar la cara y colocar protector solar. No olvides que estos productos son una combinación ideal para prevenir daños permanentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.