Sillas ergonómicas: comodidad en tu oficina

Las sillas ergonómicas proporcionan un confort inigualable a sus usuarios, gracias a ellas se pueden evitar una serie de dolencias y afecciones en la columna y otras partes del cuerpo. Si deseas saber más sobre ellas, sus características y ventajas de usarlas, quédate para que descubras toda la información relacionada.

¿Qué son las sillas ergonómicas?

Las sillas ergonómicas son aquellos asientos que pueden regularse de acuerdo a las características o necesidades del usuario. Su diseño se adapta a la forma del cuerpo de las personas que las usan y proporcionan comodidad. Además, garantizan un correcto reparto de presiones para mantener el equilibrio en todo momento.

Si aprendes a colocar bien la silla, conseguirás una postura mucho más saludable que te beneficiará a largo plazo.

¿Cuáles son las características principales de las sillas ergonómicas?

Para saber cómo es una silla ergonómica primero tienes que conocer sus características a fin de identificarla. Para comenzar, el asiento debe ser ajustable en profundidad para que quede un espacio entre la zona posterior de las rodillas y el borde de la silla. De esta forma, no se causa presión en esta parte del cuerpo y se favorece la circulación de la sangre, sobre todo en el retorno venoso.

También debe ser ajustable en altura, es decir, que pueda subirse o bajarse de acuerdo al usuario y la forma en la que se sienta más cómodo.  El mecanismo sincro es algo que no debe faltar, pues es el que permite hacer la reclinación del respaldo mientras se mueve la base del asiento de forma sincronizada.

También te puede interesar:  6 principios de la dieta mediterránea

De esta manera, el cuerpo se posiciona en conjunto y se va acomodando en sintonía. Por otro lado, la posición de balanceo y respaldo ajustable son indispensables, ya que ajusta la tensión según el peso del usuario. El diseño debe adaptarse a la zona lumbar y proteger la columna, fomentando un apoyo estable.

¿De qué materiales deben estar construidas las sillas ergonómicas?

Es importante que estén construidas con materiales como malla u otros que sean transpirables. Generalmente, se elaboran con elementos antiestáticos para disipar la electricidad estática. Incluso, disponen de un marcado ESD y ruedas fuertes y firmes.

¿Cuáles son los beneficios de emplear sillas ergonómicas?

Usar sillas ergonómicas te proporciona estos beneficios sobresalientes: completa comodidad, mayor soporte para el cuello, reducción de la tensión, mejora tu postura, apoyo completo para la espalda y la zona lumbar, entre otros.

¿Por qué comprar una silla ergonómica?

Si debes pasar varias horas sentado para trabajar, es bueno comprar una silla ergonómica que mejore tu postura y te permita sentirte cómodo. Estos asientos están de moda y se han vuelto populares especialmente por su importancia. Con ellos podrás aliviar los dolores que causan las sillas normales y evitarás malas condiciones en tu empleo.

¿Cuáles son los mejores tipos de sillas ergonómicas?

Los más recomendados son los sillones ejecutivos, los ejecutivos presidenciales y las sillas operativas. Las 3 opciones son de óptima calidad, aunque tienen tamaños diferentes, todas son cómodas y apropiadas para oficinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.