Naves eVTOL: el nuevo modo de traslado libre de combustible

Es increíble pensar que pronto dispongamos de una forma de viajar largos tramos utilizando vehículos libres de combustible. Sin embargo, ahora es posible con las naves eVTOL, las aeronaves verticales más reconocidas en el mundo del transporte aéreo urbano ¿Por qué? Porque similarmente a un helicóptero convencional, estas despegan y aterrizan verticalmente.

¿Qué es eVTOL?

eVTOL (vehículos de despegue y aterrizaje vertical) son aeronaves con propulsión eléctrica que están compuestas con tecnología y materiales modernos. Gracias a sus prestaciones, probablemente sean las primeras alternativas de movilidad aérea urbana en espacios reducidos. Obviamente, antes deben pasar las pruebas necesarias.

Es por eso que tanto los inversores como los fabricantes que participan en tal clase de proyectos, están tan inmiscuidos que cada vez los perfeccionan más. Así que son varios los avances que manifiestan sus distintos arquetipos.

¿Cuáles son los modelos de naves eVTOL?

Joby Aviation: el vehículo para pasajeros

Desde 2019 se está probando este tipo avión propulsado por baterías con óxido de litio, manganeso, cobalto y níquel. Por lo tanto, alcanza velocidades de hasta 322 km/h y además es de dimensiones completas, lo que significa que puede llevar pasajeros.

Por tales razones, hace poco la compañía hizo algunos acuerdos con la NASA teniendo el objetivo de potenciar sus rasgos.

Archer: un modelo eficaz

¿Por qué es eficaz? Porque alcanza los 241 km/h y su construcción le permite viajar distancias de 96 km. Así que no es raro que el avión cuente con aprobación AMM. De hecho, recientemente una aerolínea prestigiosa adquirió al menos 300 de estos.

También te puede interesar:  EdTech e importancia en el sector educativo

Vertical Aerospace

Es uno de los pocos que incorporan hélices, alas y una sección posterior dotada con un sistema de cola en V. La intención es que se convierta en una especie de taxi aéreo capaz de trasladar una carga máxima de 250 kg.

Cityhawk: el coche volador

Sin alas ni hélices que sobresalgan de su estructura, tal cabina eVTOL está creada para 5 tripulantes. Entonces, ¿cómo se eleva? Vuela gracias a su tecnología Fancraft y dos hélices adaptadas a su morro y a su sección trasera. Todo es con la intención de optimizar la visibilidad y minimizar el ruido.

¿Cuáles son los inconvenientes que los eVTOL han presentado?

En primer lugar, que dicha tecnología depende de sistemas eléctricos y configuraciones que posiblemente sean complejas. A su vez, es probable que su rendimiento no sea muy alto, puesto que las baterías no incluyen una densidad apropiada.

Como consecuencia, las limitantes relacionadas con su energía reducen la autonomía del vehículo. Aunque no se trata de un tema nuevo, ya que la mayoría de los dispositivos que contienen empuje eléctrico siempre se enfrentan a trabas parecidas.

Por otro lado, los entes encargados de la certificación que los eVTOL precisan para circular legalmente, aún no se define. Y es que para concretar el aval en cuestión es indispensable invertir suficiente tiempo y dinero a fin de verificar que cumpla con las normas de seguridad pertinentes.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.